Ante una enfermedad neurodegenerativa, crónica y progresiva como es la enfermedad de Parkinson, en la que se manifiestan síntomas motores y no motores es necesario ofrecer una atención integral y que ésta sea continuada en el  tiempo. Esta atención se desglosa por un lado en una atención psicosocial y por otro lado en una atención rehabilitadora encaminada toda ello a paliar la sintomatología de la enfermedad y conseguir una mejor calidad de vida.

TERAPIA INTEGRAL REHABILITADORA

La atención social busca favorecer una interacción de la persona con el entorno de forma saludable ayudándole a ganar el máximo bienestar físico, psíquico y social a la persona afectada, a la familia y/o cuidadores profesionales.

En este servicio encontrareis información y asesoría tanto sobre los recursos que pone a su alcance la asociación como sobre los recursos comunitarios.

Debido al carácter neurodegenerativo de los parkinsonismos, a medida que éstos avanzan, los síntomas físicos tienden a ir agravándose, pudiendo llegar a encontrarse el paciente con dificultades motoras en las actividades de la vida diaria.  La fisioterapia en la asociación se plantea como un apoyo terapéutico que busca desarrollar estrategias que permitan superar dichas situaciones dificultosas. A lo largo de las sesiones realizamos para ello ejercicios:

  • De movilidad y amplitud articular; libre y con objetos como pelotas, aros, palos de madera.
  • De fuerza; tanto de MMSS como de MMII.
  • De marcha; libre, en barras paralelas, con obstáculos.
  • De equilibrio; con plataformas inestables.
  • Estiramientos musculares.
  • De respiración, para combatir la rigidez de la caja torácica.
  • De coordinación; segmentaria, visomotriz, espacial y dinámica global.
  • De transferencias; de decúbito a sedestación, de sedestación a bipedestación.
  • De relajación muscular; método de Jacobson, entrenamiento autógeno de Schultz.

La acuaterapia es una terapia que desarrollamos en la piscina terapéutica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El medio acuático, debido a sus propiedades físicas de temperatura, flotabilidad, viscosidad y presión hidrostática nos proporciona una posibilidad de realizar ejercicios complementarios a las sesiones de fisioterapia en seco. Es por eso que realizar ejercicios parcialmente inmersos favorece la disminución de la rigidez y mejora la amplitud articular, podemos, así mismo, rehabilitar la marcha de manera gradual y trabajar la fuerza en contra de la resistencia del agua. Nuestro objetivo es similar al de las sesiones de fisioterapia en seco, es decir, mantener y mejorar la autonomía del paciente en las actividades de la vida diaria. Para ello vamos a trabajar e intentar mejorar los siguientes aspectos:

  • Movilidad
  • Coordinación
  • Equilibrio
  • Reacción
  • Orientación témporo-espacial
  • Precisión
  • Capacidad Física
  • Trabajo en equipo y relaciones afectivas
  • Relación con el medio acuático
  • Respiración
  • Fuerza muscular
  • Marcha
  • Postura global del cuerpo

El TaiJiQiGong usado como terapia en la Asociación es una adaptación de ejercicios tradicionales del taichi y del chi kung sin perder,por ello, su esencia.

Usamos movimientos y posiciones para fortalecer la musculatura y reeducar la postura.

Queremos mejorar el equilibrio, la estabilidad y la flexibilidad del cuerpo.

Al tiempo, con los ejercicios respiratorios, ayudar a optimizar el intercambio gaseoso y la oxigenación de todo el sistema. La respiración está ligada al estado mental; ansiedad, agitación, etc; contribuye su regularización y relajación a un estado de calma.

  • Atención individualizada

La convivencia con la enfermedad es un camino lleno de dificultades, tanto si estás diagnosticado/a, como si eres una persona allegada a quien se encuentra en esta situación. Mediante sesiones individuales y personalizadas, se intenta que encuentres un bienestar emocional que contribuya a mejorar tu calidad de vida, mediante el aprendizaje de técnicas de relajación y manejo de estrés y ansiedad, estilos de vida saludables, habilidades comunicativas…etc.

  • Talleres de estimulación cognitiva

En las sesiones que desarrollamos en la asociación, trabajamos para que la atención que recibas sea integral. Por ello, en los talleres de estimulación cognitiva realizarás tareas que te ayuden a mejorar y/o estabilizar tu capacidad atencional, así como tu memoria y otros procesos mentales implicados en el desarrollo de las actividades de la vida diaria.

  • Grupos de auto ayuda para familiares

Actualmente tenemos dos tipos de grupos: uno de familiares y otro de personas diagnosticadas. En ellos se intentar resolver todas las dudas acerca de la enfermedad y las distintas maneras de afrontarla. Asimismo, se fomenta un clima de confianza para que las personas implicadas puedan hallar un espacio de apoyo y desahogo emocional, si así lo desean.

La enfermedad de Parkinson puede afectar a los mecanismos motores que participan en los procesos comunicativos y la deglución, pudiendo aparecer dificultades en la producción del lenguaje, el habla y la voz, así como para tragar.

Así, desde el área de logopedia trabajamos para:

  • Conseguir una comunicación efectiva y eficiente en todos los contextos sociales.
  • Evitar la desnutrición, deshidratación y problemas respiratorios asociados a las dificultades para tragar.

De esta forma se realizan ejercicios encaminados a mejorar y preservar las capacidades de cada persona, así como orientar y dar pautas de forma individual.

Según la Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales (WFOT) la terapia ocupacional es una profesión que se ocupa de la promoción de la salud y el bienestar a través de la ocupación, cuyo principal objetivo es capacitar a las personas para participar en las actividades de la vida diaria (AVD).

¿Qué funciones realiza el departamento de terapia ocupacional?

  • Planifica y lleva a cabo actividades que potencien/mantengan aquellas habilidades o destrezas que se ven afectadas por la enfermedad.
  • Asesorar y entrenar a la persona afectada y su familia en posibles adaptaciones de la actividad, técnicas de facilitación o medidas compensatorias para conseguir el mayor grado posible de independencia y autonomía.
  • Asesorar a la persona/familia de los productos de apoyo y adaptaciones del entorno que pueden favorecer la independencia de la persona en los casos necesarios. Del mismo modo se ocupará de adaptar los productos a las necesidades específicas de la persona y entrenarle en su correcto uso.
  • Entrenar a la familia/cuidadores en técnicas de movilización, apoyo durante las AVDs, adaptaciones, productos de apoyo, etc. Con objetivo de minimizar la sobrecarga del cuidador en los casos más avanzados.

El musicoterapeuta Kennet Bruscia, la define como: “Un proceso de intervención sistemática, en la cual el terapeuta ayuda al paciente a obtener la salud a través de experiencias musicales y de las relaciones que se desarrollan a través de ellas como las fuerzas dinámicas para el cambio, para establecer una relación de ayuda socio-afectiva mediante actividades musicales con el fin de promover y/o restablecer la salud de las personas.”